Blog

¡No quiero Exclusiva!

miércoles, 21 de marzo de 2018 | Marketing Inmobiliario
¡No quiero Exclusiva!

Muy a menudo oímos esta frase de la boca de un vendedor cuando un agente inmobiliario le propone la opción de un contrato en exclusiva. Hoy, esta solución representa sólo el 15% de los mandatos firmados. En los países anglosajones, más del 95% de los mandatos firmados son exclusivos. ¿Por qué tal diferencia? Los españoles privilegian primero el mandato sin exclusiva para conservar su libertad y así evitar encontrarse atados de pies y manos con una agencia ineficaz. Pero sobre todo, los particulares no conceden más su confianza a las agencias inmobiliarias y prefieren acumular los encargos sin exclusiva con la esperanza de que uno de los profesionales se desmarque… ¡ERROR!

EXCLUSIVIDAD = EFICACIA

Mientras que los mandatos con exclusividad no representan más que un 15% de los encargos de una agencia inmobiliaria, 40 derivan de un mandato exclusivo. La conclusión es obvia: el contrato con exclusividad es mucho más eficiente que el mandato sin exclusiva. Confiando la venta de su inmueble a un solo agente inmobiliario, este último estará más motivado y determinado a encontrar un comprador ya que su inversión se verá recompensada. El 87% de los bienes inmuebles en mandato único se venden entre 3 y 4 meses.

Según Marc Vidal, Director asociado de PROXINMO, este resultado es completamente lógico: “si usted le pide a cinco pintores pintar su casa prometiendo remunerar sólo a uno de ellos, ¿usted piensa que los pintores se tomaran la molestia de desplazarse? “

Si ustedes desean realmente vender, soliciten esta misión a su agente de proximidad o a una agencia inmobiliaria única.

En PROXINMO, más valen hechos que palabras...